Hace muy poco el exsindicalista, Luis Eduardo Garzón se fue Ministerio del Trabajo dejando un regalito para los trabajadores, el Decreto 583 del 8 de abril de 2016 que legaliza la intermediación y la tercerización laboral, tanto para el sector privado como para el público.

Bogotá está sin ambulancias públicas para atender las emergencias. El alcalde Enrique Peñalosa, en otra criticada y desafortunada determinación, ordenó suspender los contratos con las empresas prestadoras. Esto perjudica seriamente a las familias más humildes y deja a decenas de trabajadores en la calle.

Más leídos de Junio