Las ambulancias de Peñalosa solo serán para los privilegiados

Salud
Herramientas
Tipografía

Bogotá está sin ambulancias públicas para atender las emergencias. El alcalde Enrique Peñalosa, en otra criticada y desafortunada determinación, ordenó suspender los contratos con las empresas prestadoras. Esto perjudica seriamente a las familias más humildes y deja a decenas de trabajadores en la calle.


El personal adscrito a estas ambulancias, doctores, enfermeros, conductores y, en general, trabajadores de la salud realizaron una protesta el martes, exigiéndole al alcalde devuelva los convenios de las empresas particulares, según explicó, Henry Yair Carreño, de la Red Distrital Bogotá Grupo APH.

Estas ambulancias  estaban cubriendo el 123. Había un contrato por unos 30 mil millones de pesos. La modalidad era que quien llegara primero se quedaba con el servicio. Esto lo criticó el alcalde y, en vez de cambiar el modelo, decidió sencillamente cortar los contratos.

La administración de Peñalosa justificó la decisión en que el servicio lo usaban 70% particulares, lo que nunca dijo es que esos particulares son población humilde. Es más, sugirió que quien quisiera una ambulancia debía pagar con privados. El resultado, un paciente murió en la noche del martes porque no hubo ambulancia para atenderlo.

“Si nosotros nos tardábamos 40 minutos en llegar a una urgencia, mucho más durará en este momento. La Secretaría de Salud dice que hay 138 ambulancias, de las cuales hay 70 disponibles; y de esas 70,  30 quedan para atender la comunidad”, explicó Carreño. Es decir, solo podrán atender a 30 pacientes al mismo tiempo.

La Secretaría de Salud ha tenido que pedir recursos a Defensa Civil o la Cruz Roja, para la atención. El servicio incluía las emergencias en eventos. Los actuales convenios finalizarán apenas termine el contrato.

Pin It

Más leídos Salud