¿No aguantó la presión el ministro de Defensa?

Opinión
Herramientas
Tipografía

Pasado el debate en el senado que buscaba una moción de censura contra el Ministro de Defensa Guillermo Botero, la noche de ayer se conoció la renuncia del ministro de Defensa a su cargo luego de la gran presión en su contra por denuncias que salieron a la luz pública en dicho debate.

Dentro de las diferentes denuncias que dejaron ver la incompetencia de Botero para el cargo, se conoció por boca del senador Roy Barreras una información que dejó ver lo turbio del gobierno Duque. Esta denuncia contenía los resultados de un bombardeo realizado en el Caquetá, del cual resultaron 14 muertos, dentro de estos 8 niños muertos.

La información contenida en dicho informe causó revuelo y una gran indignación, tanto así que ya se contaba para la votación de la moción de censura al partido Liberal, el cambio radical y el partido de la U, del lado de quienes buscaban que el ministro abandonara el cargo.

Luego de ser aceptada la renuncia del ministro, el presidente Duque nombró provisionalmente para el cargo a quien es miembro activo de las fuerzas militares con cargo de general. Es evidente que para el caso no se reconoció que la indignación apuntaba hacia la decisión de un ministro y la actuación de toda una institución quien fue la que ejecutó las órdenes, la misma que estaba comandada por el nuevo ministro provisional Luis Navarro.