Distintos sectores sociales se sumaron el pasado 9 de Agosto a la conmemoración del asesinato de Manuel Cepeda Vargas, uno de los tantos líderes asesinado en el marco del magnicidio contra la Unión Patriótica.

Hoy los movimientos políticos y sociales se siguen sumando a las voces que exigen respuesta por los asesinatos que por décadas, se han intensificado contra líderes y lideresas sociales.

El sindicato SUTEV, denunció hace unos días las amenazas e intimidaciones de la que fueron víctima las y los compañeros; Sonia Reyes, Gerson Salomón Achito, Ivonne Sa Martín y Rafael González, quienes son docentes del municipio de Buenaventura e integrantes de la subdirectiva municipal de SUTEV Buenaventura.

El sindicato SINTRAEMSDES, ha venido denunciando que la alta dirección de la empresa tiene una política de “despido lento pero seguro” de los trabajadores de TIGO. 

El pasado 9 de Agosto la Organización Nacional Indígena de Colombia, realizó una rueda de prensa en la que resaltaron la importancia de la fecha, que enaltece las consignas de la dignidad del pueblo indígena y que además, se suma a las voces en todo el país que exigen que pare el Genocidio contra líderes y lideresas sociales.

Luego de las diferentes medidas criminales de Estados Unidos en contra de Venezuela, diferentes organizaciones se han sumado en lo que han llamado "MOVIMIENTO COLOMBIANO DE SOLIDARIDAD CON LOS PAISES Y PUEBLOS DEL ALBA", donde vienen pronunciándose frente a los hechos más recientes contra la hermana república.