Un paro fuerte y justo

Opinión
Herramientas
Tipografía

Por el número de afiliados, por la presencia nacional y la cobertura de sus sindicatos filiales, la Federación Colombiana de Educadores –FECODE- es la organización sindical más fuerte del país y con mayor capacidad de movilización social.


Nacida a finales de la década del cincuenta ha liderado la lucha de los maestros por mejores condiciones de vida y de trabajo, desarrollo profesional, la defensa de la educación pública y las garantías para ejercicio de la actividad sindical.  Como Federación ha contado con la decidida participación de los sindicatos filiales que orientan la vida laboral, educativa, cultural y organizativa en los distintos departamentos y municipios del país, sindicatos que son a su vez en lo regional vigorosas fuerzas sociales.

La historia reivindicativa de los maestros está ligada a marchas, movilizaciones nacionales y regionales, paros y no pocos sacrificios en vidas de maestros a causa de la represión estatal y de la acción de los actores armados ilegales, especialmente del paramilitarismo, es uno de los sectores sociales que más muertos ha puesto en el conflicto colombiano ; cientos de miles de maestros han sido desplazados de sus originales territorios, han sufrido el desarraigo y han pasado por tortuosos caminos para su reubicación.  Cada reivindicación que han ganado los maestros en estabilidad laboral, reconocimiento profesional, estatuto docente, prestaciones sociales y mejoras salariales, primas, servicios de salud… ha sido el resultado de largos años de sacrificio y lucha.

La lucha de los maestros no ha sido únicamente por aspectos reivindicativos de carácter gremial, han desarrollado con fortaleza las luchas por la defensa de la educación pública y por la constitución de un sistema nacional de educación de calidad y al servicio del país, han trabajado en desarrollo del movimiento pedagógico y se ha preocupado por enfrentar las políticas educativas que instrumentalizan al servicio del capital la educación de los colombianos.

La declaración de Paro Nacional Indefinido del Magisterio, es el resultado del agotamiento de la paciencia de los maestros para que se dé respuesta por parte del gobierno a demandas que se han hecho en los ultimos años y compromisos que se han incumplido de manera permanente.

Los ajustes salariales y prestacionales, el pago de las deudas acumuladas durante años, el cumplimiento de los contratos de salud y el mejoramiento significativo de la prestación del servicio que se ha politizado y mercantilizado, la consolidación prospectiva de los fondos de cesantías y pensiones de los maestros,  la revisión de los sistemas de evaluación de competencias y sus implicaciones en las posibilidades de ascenso y salarial de los maestros nuevos. Todo esto unido a la lucha por frenar las políticas de privatización de la educación y a garantizar para todos el derecho a la educación como un derecho fundamental, que debe ofrecerse por el Estado en condiciones de Gratuidad.

El hecho que el plan de gobierno haya colocado a la educación como uno de sus tres pilares, le crea al Estado una mayor responsabilidad con el sector educativo en materia de modernización y estabilidad para el mismo y, eso comienza, resolviendo las deudas históricas que se tienen con los maestros y sus familias.

Desde hace muchos años, la Fecode no contaba con los respaldos de sus bases sociales para movilizarse en defensa de los maestros y la educación, como lo está haciendo actualmente, este es un paro fuerte, porque es un paro justo. Es un paro que, adicionalmente, va a ser un referente de cómo va a comportarse el Estado frente a los conflictos sociales en el postconflicto armado. 

Esperemos que las conversaciones se desarrollen con responsabilidad,  celeridad y de manera exitosa y, sobre todo que lo acordado se cumpla porque de lo contrario tendremos nuevamente en las calles y plazas las pancartas de los maestros llenando de reclamos los espacios públicos y colocando en evidencia la incapacidad y la negligencia de los distintos gobiernos para resolver los problemas de la educación y sus maestros.