Desde el viernes pasado se vive una situación tensa en el corregimiento La Granjita, Pueblo Nuevo, Córdoba, donde queda la nueva estación de rebombeo de Ocensa, ante la movilización de las comunidades de las áreas de influencia y de los trabajadores. La empresa respondió con represión.

Con gritos de “afuera Peñalosa”, vendedores ambulantes realizaron un mitin el pasado lunes. Denunciaron toda una serie de mentiras que la alcaldía está circulando para enlodar su movimiento y respaldaron al Comité ‘Unidos Revocamos a Peñalosa’.

El miércoles 19 de julio, el Comité Unidos Revocamos a Peñalosa interpuso un derecho de petición al registrador nacional Juan Carlos Galindo, solicitando una respuesta al estado del proceso de revocatoria, dado que tanto la CNE como esta entidad dan señales de dilatar el trámite.

Con el freno a la venta de la ETB, la administración de esta empresa, en cabeza de Jorge Castellanos, ahora busca otros caminos para desbancar el patrimonio de los bogotanos. Sintratelefonos advierte una guerra sucia.

Más leídos de Agosto