La USO nacional se reunió con Andrés Mantilla, director del Instituto Colombiano del Petróleo en Bucaramanga. Este insistió en su postura renuente, anunciando que solamente mantendrá al 30% de 600 trabajadores, la mayoría termina su contrato el 30 de marzo.

La ANLA había convocado a una audiencia ambiental para definir el área de explotación en Tarai. El llamado desde todos los sectores de la población civil de las comunidades del municipio de San Martín  y sus alrededores es un no rotundo a la explotación petrolera.

En el Concejo de Medellín se está debatiendo la probabilidad de privatización del Grupo EPM. Una movida bastante grave porque quien se quede con el capital accionario de EPM también se queda con la mayoría de las acciones de esta empresa.

El viernes pasado, unos 600 trabajadores del ICP en Bucaramanga desarrollaron una jornada pacífica de movilización en rechazo a que el director, Andrés Mantilla, militarizó las instalaciones, lo que consideraron una alta violación del derecho al trabajo.

A pesar de las protestas de la comunidad, el Esmad se presentó el lunes y el martes a destruir las casas de 38 familias que habitan sobre el jarillón del barrio Petecuy, en los asentamientos Venecia y las Vegas, en Cali.

Más leídos de Septiembre