ADE y Junta Nacional de Fecode invitan al Magisterio a las urnas para derrotar a la extrema derecha

Educación
Herramientas
Tipografía

La Junta Nacional de Fecode en su sesión del pasado miércoles 23 de mayo tomó tres decisiones importantes para el qué hacer del Magisterio a corto plazo, iniciando por las votaciones de este domingo.

Primero, de acuerdo al informe de Miguel Ángel Pardo, presidente de la ADE, decidió “reiterar la decisión del magisterio de Colombia para inclinar la balanza a favor de las fuerzas democráticas el próximo 27 de mayo en las elecciones presidenciales, mediante una declaración política en la cual se llamará a impulsar las candidaturas alternativas y progresistas, la de Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro”.

En el caso de la ADE, de manera unánime, al igual que la mayoría del Comité Ejecutivo de Fecode y de la CUT, están apoyando a Gustavo Petro.

En segundo lugar, el Gobierno Nacional insiste en su negativa de resolver y de cumplir los acuerdos, así como de garantizar una salud oportuna y digna para el Magisterio. En virtud de lo cual, se harán las reuniones respectivas y se volverá a plantear en el Ejecutivo una acción de masas. En este sentido, la Junta Directiva de la ADE dejó la propuesta de adelantar un paro de 48 o 72 horas antes de que termine el semestre.

En tercer lugar, se proyectó el proceso electoral hacia las elecciones del nuevo Comité Ejecutivo de Fecode, que tendrán lugar el 21 de septiembre. La Junta Nacional abordó el tema estatutario para dar las garantías y eligió por unanimidad la Comisión Nacional de Garantías, conformado por 11 delegados y 11 suplentes.

Además, se ha discutió la posibilidad del voto electrónico para mayor agilidad, transparencia y seguridad en las próximas elecciones. “Decisión que Bogotá comparte y apoya. Pero el Comité Ejecutivo quedó con las facultades para analizar la viabilidad del tema; y ponerse de acuerdo con la Directiva de la CUT”, especificó Pardo.

Así mismo, agregó un punto importante para la ADE, “hemos planteado la necesidad de que se eleve a condición de queja ante la OIT las posiciones del gobierno nacional y de los gobiernos seccionales de realizar negociaciones simuladas. Es decir, esta figura la han adoptado obligados por el decreto 160, de negociación colectiva, que los lleva a sentarse con los sindicatos o con la Federación, pero la decisión es que los gobiernos no responden a nada. En el caso de Bogotá, la administración de Peñalosa a 33 puntos presentados por la ADE contestó que no”.

La orientación desde la Junta Directiva y de la ADE al magisterio es permanecer en estado de alerta. Mientras, se convoca a participar masivamente en las elecciones de este 27 de mayo para derrotar a los candidatos de extrema derecha que están contra los derechos humanos y fundamentales, incluyendo la educación.

Pin It