Aclaraciones del CEID de la ADE sobre la jornada laboral de los docentes

Educación
Herramientas
Tipografía

María Margarita Duarte, asesora del CEID de la ADE, hizo algunas aclaraciones ante las persistentes dudas relacionadas con la confusión entre jornada laboral, jornada escolar, parámetros o cómo calcular la planta de docentes.

Inicialmente, se refirió a los maestros que dicen que deben trabajar media hora más por el descanso. “Es importante recordar que no podemos trabajar ni un minuto más después de las 6 horas de trabajo (presenciales). Esto gracias a las luchas que hemos dado en Fecode desde el magisterio colombiano. Se han sacado orientaciones claras del ministerio y de la secretaría, donde se aclara que el descanso hace parte de la jornada laboral y es trabajo pedagógico”

Respecto a las 24 o 22 horas en bachillerato. Especifica que no se pueden recibir sino 22 periodos de clase, porque 30 dividido entre 22 da 1.36. Precisamente, el parámetro en bachillerato es 1.36. Con el caso de las 22 horas da 1.25. Entonces, lo que se debe cuidar no son los minutos completos, sino conservar ese parámetro de 1.36.

“Cada 12 maestros sacan del empleo a un maestro, porque lo que hacen 12 maestros trabajando las 22 horas, es lo mismo que hacen 11 maestros trabajando las 24 horas. Es decir, que en Bogotá por 12 mil maestros (acatando esta medida), 1.000 quedarían sin empleo”, dice Duarte.

A continuación responde a la pregunta ¿cómo se calcula la planta de un colegio para saber si un maestro o una maestra sobra? “Cogemos el número de cursos en primaria y en preescolar, para los que ya tienen los mal llamados maestros de apoyo en diferentes áreas, ese número de cursos lo multiplicamos por 1.1. Este dato porque cada 10 cursos dan 11 maestros. En bachillerato se multiplica el número de cursos por 1.36. Eso da el número de educadores que requiere el colegio”.

Sn embargo, esa cifra debe verificarse y equilibrarse con las áreas, para que se tenga la cantidad de docentes requerida para trabajar en las áreas dispuestas.

Sobre el trabajo en áreas diferentes a las del nombramiento. Explica que la ley dice que hasta el 80% de nuestra asignación académica debe ser en nuestra disciplina. Pero de manera voluntaria para el otro 20%, un maestro con otra formación puede aceptar otras horas de clase en áreas diferentes, pero en concertación con el rector; no es obligatorio.

Ahora bien, respecto a si un docente nombrado en primaria puede laborar en bachillerato o viceversa, recuerda que el nombramiento de cada docente es específico en este sentido y no hay lugar a interpretaciones. Sólo puede hacerse mediante una resolución de homologación. Por ende, el rector no puede obligar a los cambios de ciclo.

La docente finaliza con un mensaje. “No nos dejemos engañar. Todos estos elementos de los que les estoy hablando los ubican en los decretos, como el 1850 o el 3020, tenemos que hacerlos respetar. Allí se encuentra también el número de estudiantes. Más vale por una buena educación 4 cursos de 30 estudiantes, que 3 de 40. Esa es la lucha que debemos dar por rodear la planta, por favorecerla, por impedir que se pierdan maestros, cursos, plantas y jornadas”.

Pin It

Más leídos Educación