La propuesta alternativa del magisterio al ‘Día E’

Educación
Herramientas
Tipografía

El Ministerio de Educación envió una circular a las secretarías de Educación del país orientando a la realización del Día el próximo 10 de mayo y el 13 de mayo, al Día E de la Familia (un sábado).  Nuevamente, el magisterio nacional se opone a estas directrices y plantean alternativas pedagógicas.

John Ávila, director del CEID Fecode, planteó unas recomendaciones a maestros de todo el país para desarrollar el Día E. “Uno debe conocer para criticar y conocer para transformar. Entonces, lo primero que se debe trabajar ese día es un análisis específico de lo que significa ese Día E. Que no debería llamarse Día de la Excelencia, sino Día de la Indignación”.

“Es parte del modelo neoliberal de educación, del modelo de la OCDE de Educación. Está basado solamente en las pruebas Saber, como eje principal para definir los cuatro indicadores de ese día E. Subyace a ellos el modelo del capitalismo que está vigente, la sociedad del rendimiento. Una sociedad del individuo, donde este se autoexplota y se cree que es libre, pero en realidad esa libertad depende del rendimiento que tenga ante la sociedad”, explicó.

El objetivo final de estas políticas es “lograr que los individuos, la educación, los profesores trabajen en esa sociedad del individualismo y en la sociedad del rendimiento. Estas políticas del Ministerio concentran la educación en el fortalecimiento de los estándares. Por eso, se enfoca en las competencias, el currículo único y los derechos básicos de aprendizaje”.

Como ejemplo, entre los países que están bajo el dominio de la OCDE, Ávila expone el caso de Singapur. Allí no existe carrera docente, ni escalafón, ni ascensos, se impone un ranking salarial docente, que depende los resultados de los estudiantes en las pruebas masivas.

Ante la resistencia que ha encontrado en los maestros sindicalizados, el Ministerio optó por un señuelo, ofreciendo el pago de incentivos. Muchos docentes participan en ese Día E con la motivación de percibir un incentivo económico, que tiene un precio muy alto porque desestructura la profesión docente.

La reacción desde Fecode y que impulsa la ADE es construir una propuesta alternativa. Iniciando por una crítica analítica al sistema con base en documentos, apoyo de equipo de docentes. Para ello, la Asociación Distrital de Educadores ha ubicado en su página web un cúmulo de archivos para laborar en ese día un taller alternativo con diferentes metodologías, carteleras, talleres y conversatorios.

Luego, la iniciativa se dirige a crear un Proyecto Educativo Institucional, lejos de los estándares, competencias y derechos básicos, sino más bien desde lo profundamente humano. El ejercicio subyacente es la defensa de la autonomía escolar.

El director del CEID Fecode sugiere adelantar “ejercicios colectivos participativos, donde se construya una institución educativa que avanza hacia el conocimiento, la profundización de la democracia, el rescate de los valores sociales y la dignidad de la educación”.

Pin It

Más leídos de Junio