Cómo es la pensión para ambos estatutos del magisterio

Educación
Herramientas
Tipografía

Ante las múltiples preguntas sobre las formas de pensión para los educadores oficiales de los dos estatutos, Rosalba Bodadilla, integrante del departamento Jurídico de la ADE, respondió las inquietudes más recurrentes.


Los docentes del 2277 salen con una pensión de vejez del 75% de su ingreso base de liquidación, que corresponde al último año teniendo en cuenta todos los factores salariales.

Mientras que sus compañeros del estatuto 1278 se pensionan con la Ley 100 y la ley 797 del 2003, que modificó la anterior expuesta. Su pensión de jubilación, correspondiente a las primeras 1.000 semanas de cotización, será equivalente al 65% del ingreso base de liquidación.  Por cada 50 semanas adicionales a esas 1.000 hasta 1.200, este porcentaje se incrementa en un 2%, llegando a este tiempo de cotización al 73% del ingreso base de cotización. Por cada  50 semanas adicionales a 1.200, hasta 1.400, este porcentaje se incrementará en un 3%, hasta completar un monto máximo del 85% del ingreso base de liquidación.

Esto fue hasta el 2004, porque a partir de esa fecha, el monto mensual de la pensión de vejez será un porcentaje que oscilará entre el 65 y el 55% del ingreso base de liquidación de los afiliados, en forma decreciente en función de su nivel de ingresos calculado con base en la fórmula señalada.

El 1º de enero, del 2005, el número de semanas se incrementa en 50 semanas adicionalmente. El 1º de enero, del 2006, se incrementa en 25 semanas. Hasta llegar al año 2015, con 1.300 semanas. A partir del 2005, por cada 50 semanas adicionales a las mínimas requeridas, el porcentaje se aumentará en 1.5%, es decir, que si el docente se pensiona en el 2015 y tienen 1.300 semanas o en el 2016 más, se le incrementaría 1.5% por esas 50 semanas más. Llegando a un monto máximo de pensión entre el 80 y 70.5% de dicho ingreso en forma decreciente, en función del nivel de ingreso de cotización, calculado en la fórmula establecida.

El valor total de la pensión no podrá ser superior al 80% del ingreso base. Pero para esto hay que tener en cuenta que el educador debe tener mucho más semanas cotizadas de las que señala la ley 100 como mínimas.

Infortunadamente, los docentes vinculados después de la Ley 812 del 2003, que se han pensionado en los últimos años apenas alcanzaron a superar el mínimo de semanas, por lo cual, su pensión se ubica en menos del 75%. Algunos inclusive quedan con el salario mínimo, porque la ley 100 señala que no puede haber pensiones por debajo de este. La mayoría de estos casos son docentes que ingresaron al estatuto a alta edad, con semanas cotizadas en trabajos anteriores. Para los educadores y educadoras del 1278, la edad de pensión que señala la Ley 100 es 57 años.

Pin It