“Tenemos que seguir trabajando por la paz. Vamos a dar la pelea por la democracia”: Anebre

Economía
Herramientas
Tipografía

Abdenago Aguilar, presidente de Anebre, presentó un análisis realista de los resultados nefastos del pasado domingo. “Tenemos que seguir articulando la pelea, las luchas sociales, las trasformaciones que deben acompañar a este país”, puntualizó.


“Nos deja con un sabor amargo, con una sensación de tristeza, de amargura, porque los movimientos sociales, sindicales, progresistas y democráticos de este país nos la jugamos a fondo por la paz. Se trataba de un plebiscito por la paz y los grandes grupos económicos y políticos no le jugaron al proceso”, continuó.

Ahora bien, no todo son pérdidas. “Sin embargo, consideramos que hay un triunfo, 6 millones 300 y pico mil de votos demuestran que hay una sociedad que se está despertando Nos queda la satisfacción de haber cumplido”.

Anebre, Uneb, USB, Fenasibancol, Sintrabancol y los demás sindicatos del sector financiero conformaron una coordinadora para apoyar el sí en el plebiscito del pasado 2 de octubre, por fuera  de la plataforma y la maquinaría de los partidos políticos tradicionales. Pero no solo la política, el empresariado también tiene culpa, Aguilar expone “una actitud hipócrita del sindicato antioqueño”. Porque no “les conviene mantener un status quo, no le convienen transformaciones sociales de fondo”.

“La ultraderecha se la jugó con falsedades, con mentiras. La ultraderecha representada en Álvaro Uribe Vélez no le conviene algunos puntos del plebiscito, la justicia transicional, la reforma agraria. A Álvaro Uribe Vélez no le conviene que tenga que salir a un escenario de justicia transicional a salir a decir la clase de actuaciones y el oscuro pasado que le acompaña. Tampoco el empresariado, que estuvo también involucrado en los últimos 10 años con el sistema narcoparamilitar de este país; los grupos financieros tendrán que decir las verdades de lo ocurrido”, manifestó. 

Ahora es conveniente una reflexión profunda y marca el camino para salir del abismo en que terminó cayendo Colombia. “Nosotros tenemos que seguir trabajando por la paz. El movimiento insurgente debe mantenerse firme, porque era el ‘mejor acuerdo posible en la historia de nuestro país’. Tenemos certeza absoluta que el pueblo se levantará y vamos a dar la pelea por la democracia”.